Café

AHHH, EL CAFÉ…

Antes, el café venía en pocas variedades de presentación. Espresso, cappuccino, irish coffee, americano, café con leche, o “esencia” era lo más ofrecido.

Hoy, cuando uno va a pedir un café, ya se siente inculto con sólo mirar la lista de opciones! Primero están los orígenes del café (hoy no abarcaremos eso, gracias), luego los estilos de café y luego los sistemas para preparar cafés. Abrumador.

Por otro lado, el café es para muchos de nosotros una adicción, perdón, pasión, en nuestras vidas y es por eso que mientras más entendamos de café, mejor podremos elegir y disfrutar de nuestra manera favorita de tomarlo.  En este blog hablaremos de los cafés más populares. No podemos hacer una lista de todos;  hay simplemente demasiados.

PERO recordemos siempre esto: El mejor café es el que más nos gusta. Punto.

CAFÉS BASADOS EN ESPRESSO

Espresso: El café más rápido.  En Italia lo llaman simplemente caffè porque es el más popular en las cafeterías. Es un shot de espresso en una pequeña taza. Para esto es necesario una máquina eléctrica de espresso.

aaaaaaaaaaaaa
aaaaaa

Doppio: Es un doble espresso. Dos shots de espresso en una pequeña taza. Para esto es necesario una máquina eléctrica de espresso.

Macchiato:

Es un espresso con un chorrito de leche caliente y espuma. Macchia en italiano significa mancha. Es como “manchar” el café con el chorro de leche/espuma. Para esto es necesario una máquina eléctrica de espresso o puedes hackearlo haciendo el café en una moka o un aeropress y un batidor de leche.

Latte macchiato:

Opuesto al macchiato. Base de leche espumada caliente con un chorrito (o “mancha”) de espresso. Se necesita un batidor de leche y una máquina de espresso o una cafetera moka o  aeropress (no queda exactamente igual pero no todos queremos invertir en una máquina eléctrica)

Ristretto:

Es el mismo shot del espresso original (misma cantidad de café) preparado con la mitad de agua. Máquina de espresso eléctrica. Aquí no hay hack que valga.

Cappuccino:

El cappuccino y el cafe latte crean confusión porque son muy parecidos. El cappuccino se prepara con mitad espresso y mitad leche/espuma. En el cappuccino por lo general la espuma tiene más aire.  La canela o chocolate espolvoreados encima son opcionales. Para eso necesitamos una máquina eléctrica de espresso o un batidor de leche manual y una moka o un aeropress.

Café latte:

El café latte se prepara con 1/3 de espresso y 2/3 de leche espuma. Y la espuma es más como microespuma menos aireada que la del cappuccino.  Por lo general se sirven en tazas grandes con apertura grande para poder realizar el latte “art” que está muy de moda. Al latte no se le espolvorea chocolate o canela encima. Para eso necesitamos una máquina eléctrica de espresso o un batidor de leche manual y una moka o un aeropress. (esto último es un hack para los que no queremos invertir en una máquina eléctrica).

Affogato:

Es más un postre que un café (dependiendo de quién lo mire…) Es una bola de helado de vainilla en un vaso y sobre ella se le echa un shot de espresso o un doble shot de espresso (doppio). Algunas variaciones del afogatto incluyen adicionalmente shots de algún licor tipo amaretto. Affogato quiere decir “ahogado” en italiano. Quien se ahoga aquí es el helado. En un shot de espresso 😉 Para esto necesitamos una moka, aeropress o una máquina de café espresso.

CAFÉS DRIP

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Máquina eléctrica: El estilo más popular en USA. Una máquina eléctrica que usa filtro (por lo general de papel) y pasa por el café molido creando un café bastante ligero.  En USA a esto se le llama café.  En otros lugares se les llama café estilo americano. No hay que confundirse con un “americano” (si, pareciera un truco para confundirnos – no lo es!). un “americano” es agua en el fondo de una taza a la cual se le echa un shot de espresso encima.  La diferencia? A simple vista casi ninguna pero el “americano” tiende a tener un sabor más redondo, “lleno” un poco más “rico” no en sabor si no en consistencia.  Aunque realmente hay que ser un conocedor para que estas diferencias se noten demasiado.

Chemex:

Otro pour over. La gran diferencia entre Chemex y otros pour overs es el filtro. Su filtro es más denso que otros lo que frena el flujo de agua, y así extrae muchos de los aromas y sabores del café. También evita tener sedimentos en la taza de café. Funciona prácticamente igual que el V60 pero es más caro pues es una pieza más de lujo comparada con el V60 de Hario que es más utilitario. Se requiere adicionalmente una tetera con cuello de ganso para echar el agua controladamente. El tipo de molido para Chemex es más grueso que el de Hario V60. Muchos sienten que el café que ofrece Chemex es tirando a ligero.

V60:

El pour over de Hario (Japón) se ha vuelto muy popular últimamente entre los conocedores de café y amateurs por igual. Este método produce una excelente taza de café pero requiere de un poco de dedicación y el equipo apropiado por supuesto.  Porqué es tan popular? Porque este método ofrece una taza de café con mucho sabor, mucho aroma y eso satisface más especialmente cuando has elegido comprar un BUEN café.  El motivo de este resultado es porque el agua pasa por el café de forma pareja y lenta, extrayendo más componentes de aroma y sabor.  Con este método es también más fácil controlar la temperatura y la cantidad de agua que se va echando sobre el café.  Probablemente el método más popular en Japón donde la preparación del café se toma con la misma seriedad que el té. Se requiere adicionalmente una tetera con cuello de ganso para echar el agua controladamente. El tipo de molido tiende hacia fino (pero no como espresso)

OTROS MÉTODOS

Prensa francesa:

La mejor y más popular prensa francesa es fabricada por Bodum en nuestra opinión. Otro método muy fácil de preparar y muy difícil de arruinar. O sea, no se necesita mucha técnica para hacer una excelente taza de café.  Siempre y cuando te guste el café que produce la prensa francesa. Primeramente, se utiliza un molido bastante grueso pues al ser otro método de inmersión, va a estar en contacto con el café por varios minutos. Para evitar que el café se vuelva amargo, hay que usar el molido medio a grueso. Ofrece un café robusto, con excelente textura y un sabor muy puro del café. 

Sifón:

Muchos expertos opinan que el sifón es el mejor método inventado para hacer una taza de café… que no sea espresso.  Con apariencia de un instrumento de laboratorio químico, resulta un poco intimidante al principio. Funciona por fuerza de aspiración que fuerza el agua de la cámara inferior hacia la superior sin necesidad de hervir el agua por lo que resulta en un café muy bien balanceado y pristino. El molido para este método es fino.

Aeropress:

El aeropress puede lograr una concentración de café parecido al espresso. La gran ventaja del aeropress es que es súper portátil, es muy ligero, y puedes controlar el tipo de café que quieres preparar de acuerdo a tu estado de ánimo 😊 Puedes hacer tazas de café parecidas a un espresso (muy concentradas) o a una prensa francesa (mucho cuerpo) o un pour over (más claro y limpio). Bastante fácil de aprender a usar; también usa filtros de papel (como V60 y Chemex).  Trabaja por inmersión así es que nos da total control sobre cuanto tiempo queremos que dure la extracción de nuestro café.

Moka Italiana:

9 de cada 10 hogares en Italia tienen una cafetera moka. Es la manera tradicional de hacer un café tipo espresso. A la cafetera moka se le llama muchas veces “el espresso de la hornilla”. Fácil de usar, portátil, y ofrece un café fuerte, lleno de sabor.  Se coloca agua en la base hasta la válvula de seguridad, se llena la canastilla de café molido entre medio y fino (pero no el más fino). Se enrosca y se pone a la hornilla. Una vez que toda el agua ha subido a la cámara superior, hará un ruido característico que lo aprenderás a diferenciar inmediatamente. En ese momento se retira de la hornilla y listo!

OTROS MÉTODOS

Torre cold brew drip:

Este Sistema funciona como un drip con la diferencia que se hace con agua fría o hielo que se va derritiendo poco a poco. Algunos métodos como el de la foto tienen una llave con la que se puede controlar el flujo del agua. Otros caen por fuerza de gravedad. Usan un filtro y nos ofrecen un café sin acidez y lleno de sabor.  Ofrece el más verdadero sabor de tu café. La delicadeza del sabor del cold brew drip especialmente el SLOW (lento) es inigualable en otros métodos. Además, es un espectáculo el sólo verlo.  El proceso puede tomar de 6-12 horas. El molido para este método es grueso.

Botellas infusoras con filtro:

La magia de esta botella es poner los granos molidos en la canastilla, echar agua fría, a la refri y al día siguiente tenemos lista una botella entera de delicioso cold brew, lleno de sabor. El hecho de extraer el aroma y sabor del café sin agua caliente, resulta en un café deliciosamente dulce, no tan fuerte y muuucho menos ácido que cualquier otro método.  Esta es nuestra base para hacer un refrescante café helado que se puede tomar sólo, sobre hielo (en las rocas), o con hielo y un shot de leche fresca.  El molido es medio-grueso para este método.

Las máquinas que nuestros abuelos y padres imaginaban como las del futuro ya están aquí y son sumamente prácticas.

No se necesita ningún conocimiento del proceso ni de tipo de café, ni temperatura del agua.

Simplemente se enchufa, se llena el tanque de agua, se coloca el POD y se aprieta el botón. El proceso no puede resultar más fácil! Un sueño hecho realidad. Extremadamente rápidas, inclusive algunas te permiten usar tu propio café y no sólamente sus menos deliciosos PODS.

Las desventajas son que pueden llegar a ser muy costosas y contaminan nuestro querido planeta si las comparamos con cualquier otro método. Pero la peor desventaja es que en casi todos los estudios de calidad y sabor de café, éste método queda constantemente en el peor puesto.  El café, para muchos,  simplemente no sabe bien.  Pero recuerda nuestra frase: El mejor café es el que más nos gusta. Y si a ti te gusta el café de cápsulas, entonces este es tu mejor café. Punto. A disfrutar sin considerar qué piensen los demás.

PARA CONSIDERAR...

Puntos muy importantes a considerar cuando quieras preparar una buena taza de café:

Agua: El café es casi todo agua. Si tu agua no es filtrada, tiene olores o sabores adversos, rastros de metales, etc. tu taza de café va a ser un resultado de todas esas características. Asegúrate de usar agua filtrada SIEMPRE.

Café: Mantén tu café bien sellado en un contenedor al vacío.  Recuerda que el café se comienza a oxidar a los pocos minutos de estar expuesto al aire.  Y si lo dejamos días o semanas en la bolsa sin especial atención, toda nuestra inversión en un fantástico café, queda en nada. El café puede perder la mayor parte de su aroma y sabor en cuestión de pocos días si no es guardado apropiadamente. Te recomendamos usar contenedores al vacío para guardar los granos de café luego de abrir tu bolsa.

Molino: Compra un molino manual o eléctrico de buena calidad y SIEMPRE muele el café justo antes de usarlo.  No compres café molido; tampoco guardes café molido; recuerda que el café molido dura menos de media hora antes de perder su aroma.  Si eres de los que compra café especial y le dedicas tiempo a tu café, guárdalo siempre en grano entero. Verás la gran diferencia en sabor y aroma.

Tazas: Disfruta del café en una linda taza, pero más importante es siempre calentar la taza (a menos que vayas a tomar café helado) eso hará que tu café mantenga una temperatura perfecta y la disfrutes hasta la última gota.

Disfruta de tu café, método o estilo favorito y comparte con nosotros tu pasión por el café!

MUÉSTRAME MÁS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *